Si existe un estilo de decoración que nunca pasa de moda, es el estilo rústico. Una moda que apuesta por ambientes nostálgicos, naturales y orgánicos a través de referencias y elementos atemporales. Y como no, los baños no podían quedar excluidos de esta línea decorativa.

Un baño de estilo rústico siempre aportará un tamiz de calidez, relax, naturalidad e incluso romanticismo al ambiente. Una apuesta que si bien se nutre del pasado, aporta contemporaneidad y buen gusto a cualquier espacio.

¡Si estas pensando en decorar tu baño al puro estilo rústico, hoy te ofrecemos 5 tips que te ayudarán!  🙂 

  1. Madera, piedra y microcemento

El material por excelencia para el estilo decorativo rústico es la madera antigua. En este sentido, existen múltiples técnicas que consiguen darle un aspecto envejecido sin que dé apariencia de ser madera tratada, que sacan a la luz las vetas y las diferentes tonalidades de su superficie.

La madera puede estar presente en diferentes contextos: paredes, suelo, mobiliario, estanterías, espejos, la pica. ¡Y si el espacio acompaña a modo de vigas o ventanas con marcos de madera envejecida, mejor!

Imagen: Zara Home

 

Imagen: Decoración Rústica

 

Imagen: Pinterest

La piedra también es un material que aporta un aire campestre a nuestro espacio. Se trata de uno de los elementos más naturales que existen y siempre aportan un toque especial a los espacios.

Imagen: My leit motiv

Imagen: Zara Home

Y por último, el microcemento. Material que también puede ayudarnos a crear un ambiente rústico en nuestro baño. Además de ser una clara tendencia de interiorismo, el microcemento tiene esa capacidad de trasladarnos al pasado y a la vez aportar un aire de modernidad a cualquier ambiente. Paredes, suelos, techos: cualquier lugar es bueno para este material.

Imagen: Pinterest

Imagen: Bloglovin’

  1. Añade elementos naturales

 Los pequeños detalles en la decoración rústica son muy importantes, y la naturaleza nos puede ayudar. Además de aportar matices decorativos, los elementos naturales son sensoriales, por lo que nos ayudan a crear un clima de bienestar y equilibrio para nuestros baños. Plantas, piedras, jarrones de cristal con piñas o velas que aporten sensaciones son algunos ejemplos.

 Imagen: Pinterest

Imagen: Westwing

  1. Arriésgate con la bañera

 Las bañeras juegan un papel primordial en la decoración de un baño al estilo rústico. ¡Apuesta por una bañera con patas o una de latón y colócala a cierta distancia de la pared! Se trata de un guiño que dará un toque absolutamente genuino a la temática, una decisión estética que aporta y funciona.

Imagen: Pinterest

 Imagen: Pinterest

Imagen: Pinterest

Imagen: Pinterest

  1. Recupera algún elemento antiguo

 En un baño al estilo rústico no puede faltar algún elemento antiguo. Recupera algún mueble o complemento añejo: desde un tocador de madera de otro siglo, un lavamanos recuperado de una fábrica textil, hasta el mango de la ducha, no importa. Lo importante es crear contrastes de colores, materiales, épocas: una miscelánea de elementos recuperados y nuevos que harán del ambiente algo acogedor.

Imagen: Pinterest

Imagen: Pinterest

Imagen: Bohemian and chic

  1. Ilumina lo justo

 Otro aspecto importante para decorar nuestros baños con este estilo es la iluminación. En este sentido, las luces cálidas son una apuesta segura para crear un ambiente retro acorde con el resto de la decoración.

Un farol al lado de cada espejo que aporte matices anaranjados nos ayudará a dotar de calidez, romanticismo y nostalgia a nuestro baños.

Imagen: Carmen Rebuelta

 Imagen: Magment

¿Listos para crear vuestro baño al estilo rústico? Si buscas inspiración, visita nuestro showroom y te ayudaremos a crear el baño de tus sueños!