Ya hace tiempo que la decoración nórdica se está apoderando de los rincones de muchos hogares. Originaria de los países escandinavos y muy apreciada por su calidez, su luminosidad y su sencillez es una tendencia que aporta confort y serenidad a cualquier espacio de la casa. ¡Y si, también en el baño! Si eres un admirador de este estilo, desde Ecoceram queremos darte algunos consejos para que lo consigas en el espacio más íntimio de tu hogar.

No te pierdas nuestros 5 tips para conseguir un baño de estilo nórdico:

1. Blanco como protagonista

Sin duda el blanco, por el efecto y las sensaciones que se buscan recurriendo a él, es el principal protagonista en la concepción de un baño de estilo nórdico. Baldosas en las paredes, suelo, complementos, muebles… Una autoridad absoluta la del blanco en la concepción de este espacio pero que puede combinarse con toques de gris, madera y negro, siempre recorriendo al máximo a colores neutros, sosegados y tranquilos.

Modelo Fractal de venta en Ecoceram

Imágenes de Nordictreats.es & Lagarbatella.com

2. Simplicidad

Sencillez y minimalismo en baldosas, suelos y elementos decorativos. En un estilo de decoración nórdica no se debe abusar de la decoración. Los ambientes deben ser poco recargados por lo que te recomendamos recurrir a mobiliario de líneas rectas que te ayudarán a crear la sensación de simpleza visual y sobre todo elegir muebles que ofrezcan un importante espacio de almacenaje hecho que te ayudará a mantener el orden y poder dejar los espacios despejados.

Deberás elegir complementos sutiles para mantener la amplitud tan característica del estilo nórdico. Elige alguna vela, elementos de cristal y textiles de tonos suaves y telas naturales. El conjunto te ofrecerá un baño con una personalidad tan especial como la que esperarías para cualquier rincón de tu hogar pero que a veces olvidamos buscar para el baño. Sin duda, igual que en el famoso estilo minimalista, el estilo nórdico en el baño debe perseguir el menos es más.

  Mobiliario Centuria de McBath disponible en Ecoceram.

3. Naturaleza como parte de la decoración

El estilo nórdico juega con los elementos vinculados a la naturaleza por la serenidad y la frescura que transmiten. Es un muy buen recurso incluir plantas y macetas en tu baño, algún elemento handmade hecho con madera de árbol natural o elementos originarios del mar. Dotarás el baño de vitalidad y son detalles que transmiten calma. Pero no lo olvides: ¡Siempre incorpora la decoración de forma muy sutil!

 

4. Combinación con otros estilos

El estilo escandinavo, a pesar de la gran fuerza que tiene en sí mismo, combina perfectamente y embellece su aspecto combinándose con otros estilos como el estilo de decoración vintage y/o la decoración más moderna, retro e industrial. Así que te recomendamos que incorpores algun elemento que contraste, por ejemplo en la iluminación o eligiendo un revestimiento de estilo industrial como podrían ser las baldosas tipo subway que además, son tendencia este año.

Imagen de Inspira Hogar

5. Detalles geométricos y gráficos

Para aportar un poco de contraste y dinamismo, el estilo nórdico juega con estampados geométricos con colores más oscuros como azules, chocolate o hasta con el negro. Lo importante es que se combinen con el blanco o otras gamas más suaves que siempre deben predominar.

Incorpora los estampados en los téxtiles, taollas, alfombras, cortinas o en algún tramo de revestimiento de paredes o suelos.

 Imágenes de Pinterest

Si tu baño de ensueño cumple con las singularidades del estilo nórdico, pon en práctica estos consejos y verás como lo dotas de la simplicidad y la maravillosa sensación de bienestar y armonía tan propias de esta tendencia. ¡Baños acogedores, funcionales y estéticamente preciosos!

 Imágenes de Inspira Hogar