Descubre el lujo y el confort que te puede aportar una ducha

Todos hemos escuchado muchas veces que sustituir la bañera por una ducha, sobre todo si nuestro baño no es muy grande, nos aportará sensación de amplitud además de practicidad.  Pero es que, al contrario de lo que muchos creen, cambiar la bañera por una ducha no significa estar renunciando al placer, al confort ni al lujo. Es verdad que se terminarán los placenteros baños en tu bañera pero una ducha te puede aportar el mismo placer o incluso más… ¡Sin olvidar las ventajas funcionales que ofrece en comparación con una bañera!

En Ecoceram somos grandes defensores de las bañeras y los jacuzzis que, sin lugar a dudas, ofrecen experiencias únicas. Ahora bien, si dispones de un baño pequeño, buscas un cambio funcional o simplemente quieres dar un cambio de aires a tu baño, aquí van los 6 motivos por los que sí te recomendamos cambiar tu bañera por una ducha.  ¿Te convencen? 😉

No prescindirás de tu espacio de relax

Cambiar bañera por ducha no significa acabar disponiendo de menos espacio físico para ducharte y relajarte… pero la sensación de amplitud que ganarás con el cambio, al eliminar la barrera visual del murillo de la bañera, te sorprenderá.

Si el objetivo de cambiar bañera por ducha es ganar espacio en tu baño,  está claro que con la ducha puedes ganar metros cuadrados al espacio que ocupaba la bañera y que por eso se recomienda tanto la decoración de baños pequeños con ducha. Pero hay que dejar claro que, por encima de todo, ¡es un efecto visual que se agradece muchísimo!

Imágenes de Dröm Living 

No renunciarás al placer ni al lujo

Las duchas modernas ofrecen multitud de prestaciones que puedes incorporar para satisfacer tus deseos de bienestar y confort. Actualmente existe una gran variedad de opciones que puedes incorporar a tu nuevo sistema de grifería de la ducha. Podrás elegir entre columnas de hidromasaje, columnas termostáticas, grifos termostáticos fijados a la pared, grifos mezcladores con flexo y teléfono, sistemas de ducha en forma de lluvia termostatizado… que te proporcionarán momentos de placer diferentes que los de una bañera pero no menos agradables.

Imagen de Porcelanosa

Imagen de Manybidets

Aportará un toque especial de diseño a tu baño

Las últimas tendencias en diseño de baños ofrecen combinaciones realmente preciosas. Platos de ducha extraplanos con diferentes acabados y materiales, mamparas minimalistas y una gran variedad de revestimientos que pueden enmarcar la zona de la ducha dotando de personalidad a un baño antes de diseño convencional. Una opción es unificar la ducha con el suelo sin necesidad de incorporar plato de ducha.

Inspírate con esta selección:

Imagen de Apartment Therapy

Imagen de Guia para Decorar

Imagen de Inspira Hogar

Evitarás problemas de accesos y ganarás en seguridad

Está claro que acceder a una ducha es más cómodo, fácil y seguro. Sobretodo para personas con problemas de movilidad. Además los platos de ducha ofrecen una gran variedad de superficies antideslizantes que evitan más de una caída. Si ahora no es tu caso, quizás no es el motivo más convincente… pero nunca se sabe si lo vas a agradecer en un futuro 😉

Imagen de Dröm Living

La obra que requiere es sencilla

Con una buena coordinación, y si no realizas ninguna intervención, en 2 o 3 días puedes tener el baño a tu disposición con tu nueva ducha. La reforma implica, además de la sustitución de la bañera por la ducha, el cambio en la grifería, la incorporación de la nueva mampara y la ubicación de los revestimientos que rodean la ducha.

Imagen de My Leitmotiv

Ahorrarás agua y energía

Un motivo al cual se le suele dar poca importancia… pero es que el ahorro que notarás al cambiar bañera por ducha es muy considerable! Puede llega a una reducción del consumo de agua de más del 50%  y consecuentemente al mismo ahorro energético (lo que puede significar un ahorro de más de 150 litros de agua por persona).

Imagen de Trendencias

Cada vez más la ducha se está convirtiendo en uno de los elementos centrales de los baños de diseño. Si hay espacio, en muchas ocasiones ocupa un lugar central y si se trata de un baño de dimensiones reducidas la ducha es fácilmente integrable en el espacio ofreciendo la buscada sensación de amplitud con modelos minimalistas de líneas muy finas. Se cual sea tu caso, elegir el cambio de bañera por ducha será, ¡nos atrevimos a decir SIEMPRE una buena elección!