La calidad del parquet no es el único elemento decisivo para elegir el mejor parquet para tu casa

Si has decidido optar por el parquet en los suelos de casa, este artículo te interesa. ¿Qué debes tener en cuenta para acertar en la elección de tu parquet? Vamos a resumir algunos puntos que consideramos importantes para elegir un buen parquet puesto que hay variables determinantes e importantes como el tipo de madera, las características del espacio (luz, humedad, ventilación…), tono de la madera, mantenimiento, durabilidad, tipo de instalación, lugar en el que se colocará, utilidad del espacio, otros elementos del lugar como por ejemplo los muebles… Pero antes de eso, una de las primeras decisiones es qué tipo de parquet se quiere instalar. Haremos un breve repaso de los tipos que existen en el mercado.

 

  • Parquet flotante o natural (de presupuesto más elevado)

Woodura ofrece madera natural a través de un sistema que la refuerza fusionándola con una fina lámina de madera sobre un núcleo de fibra a través de una capa de mezcla en polvo.

Imagen de Woodura

  • Parquet síntetico. Se trata de tarimas laminadas de fácil mantenimiento y dureza. Son también una opción más económica

La marca My Floor, de origen alemán, ofrece este tipo de parquet y son piezas de una gran calidad.

Imagen de My Floor

 

  • Parquet vinílico: es un pavimento que imita a la madera a través de una imagen de papel que imita las vetas de la madera

 

  • Parquet cerámico: más resistente al desgaste (unan opción perfecta quizá para negocios), poca porosidad, es ideal para zonas húmedas, como baños o cocinas pero una opción cálida similar al parquet tradicional

 

¿Y qué hay de los otros elementos que os adelantábamos? ¡Vayamos a ellos!

  • Tono del parquet. Maderas claras (haya, arce, eucalipto, fresno…), oscuras (nogal, robles, wengué, iroko, sucupira …) o un parquet rojizo (jatoba, merbau, dussie o cerezo). Algo determinante para la combinación con el mobiliario del espacio (importante el tono y brillo también) y los colores de las paredes que sin duda influirán en como se vea el parquet elegido).

 

  • Iluminación del espacio. Muy ligado a lo anterior está la luz que se filtra en el espacio, el sol que incide y que tiene que ver con la orientación y las ventanas o puertas que dejan pasar la luz.

 

  • Colores. ¿Qué tono combina mejor? Según la madera elegida tendremos unas u otras opciones. Recomendamos un solo color para toda la casa puesto que unifica, da armonía, da sentido de coherencia y de todo.

 

  • Usabilidad del espacio y tránsito. Algo que determinará el desgaste del parquet. Las maderas duras darán mejores resultados en espacios muy transitados y de mucho uso.

 

  • Dimensión de los espacios. ¿Cuán grande es o son los espacios en los que se desea poner parquet? Si queremos conseguir amplitud, dar sensación de espacio, suele apostarse por tonos cálidos y oscuros. Espacios con poca luz piden de tonos claros.

Imagen de Kronotex. Parquet en espacio amplio y luminoso

 

  • Colocación de las tablas. Estas pueden colocarse en paralelo (en el sentido longitudinal de la pared más larga del espacio) o en perpendicular (para crear mayor sensación de amplitud). Habitualmente suele instalarse el pavimento en dirección a la luz aunque depende también del gusto personal de cada uno y de cada espacio.

 

  • Espacio. ¿Dónde irá el parquet? Por ejemplo en baño o cocina, se recomienda optar por una alternativa lo más estable posible para que resista a la humedad o al vapor.

Colocación de parquet Anticato en cocina

Esperamos haberos ayudado y que tengáis más claro por donde empezar y qué valorar a la hora de elegir el parquet. Como veis, ¡la calidad del parquet no es el único elemento decisivo para elegir el mejor parquet!