La tarima de madera natural es cálida y elegante pero el mantenimiento de una tarima sintética es más sencillo y siempre son más duraderas. ¿Cuál es la más adecuada para mí?

Imagen de Marcarona

Escoger la mejor tarima que rodeará tu piscina, no es tarea sencilla. El exterior trae consigo situaciones que escapan del control humano y es que el sol, la lluvia, el frío, el hielo… afectarán a ese suelo, así como también el mantenimiento que variará en función del material elegido. Es importante tener en cuenta esos elementos para elegir la mejor tarima de exterior para piscina. He aquí nuestra guía para elegirla. Antes de nada, ¿en qué debemos fijarnos para elegir la más adecuada?

  1. Mantenimiento

El mantenimiento de la tarima debe ser sencillo para su conservación bajo condiciones climatológicas adversas.

  1. Antideslizante

Es importante que la tarima no resbale, sobre todo para casas con niños o personas mayores.

  1. De fácil limpieza 

A partir de aquí, ¿entre qué tipos de tarimas puedo elegir? Tanto las tarimas de madera natural como las de composite, se  pueden instalar en exterior, jardines, áticos, terrazas, piscinas…. Y se puede llevar a cabo cualquier tipo de decoración, además del uso habitual de aplicar en suelos, también se emplean en vayas, barandillas, bancos tipo jardinera…

Tarima de madera maciza (natural)


Imagen de Of Design

Este tipo de tarimas de madera natural, son cálidas y eso ofrece elegancia al espacio.

Pueden ser fabricadas con maderas tropicales o maderas coníferas. La diferencia entre ambas es la densidad y dureza superior de las primeras versus las de pino (coníferas).

En nuestro clima y entorno, sería recomendable usar la opción de madera tropical para adaptarse a los cambios de humedad. También se recomiendan maderas como el iroko, jatoba, massaranduba y la teca, aunque sus precios son elevados por su procedencia. El pino resultaría más económico que aplicando técnicas concretas de instalación, puede terminar pareciéndose a la tarima tropical pero muy importante tratarla bien para exterior. Con la tarima de pino podemos abaratar de forma considerable nuestra instalación y, aplicando determinadas técnicas, se puede conseguir un parecido similar al de la tarima tropical.

Tener en cuenta que este tipo de tarimas requieren de hidratación periódica para evitar grietas y óxido en la madera.

Algunas de las marcas con las que trabajamos son Anticato, Woodura o i-reclaimed.


Imagen de Tarimas del Mundo

Tarimas sintéticas o composite


Imagen de New Tech Wood

Las tarimas sintéticas se elaboran con madera de Composite a partir de la mezcla de virutas de madera blanda con PVC.

Dentro de este tipo de tarimas, las hay distintas por formato y composición en función de la cantidad de madera y PVC usado. A menos PVC, más económica es la tarima. Respecto al formato pueden ser tarimas ventiladas o alveolares, más económicas debido al menor uso de composite en su fabricación por los huecos o alveolos formados por aire. Y el otro tipo son los formatos macizos que utilizan mayor cantidad de composite en su fabricación y por lo tanto son más caras, también por tener un mayor parecido a las naturales.

Estas tarimas “artificiales” no requieren de mantenimiento.

Marcas como Timber Tech Barcelona o New Tech Wood (disponibles ambas en Ecoceram) ofrecen una amplia gama de opciones de composite.


Imágenes de Timber Tech Barcelona

Sin duda unas y otras tienen sus ventajas y sus inconvenientes pero hay que atender al espacio en concreto donde irán situadas, la usabilidad, las personas que se relacionarán con ellas, y decidir la que mejor convenga. Esperamos que esta guía para elegir vuestra tarima de exterior para piscinas, ¡os haya ayudado!